A+ A-

10 COSAS QUE HACER EN POZNAŃ

¡Poznań es una ciudad extraordinaria; abierta, dinámica, llena de lugares mágicos y con mucho encanto! Le presentamos una recopilación de los 10 mejores sitios para visitar.

1. Ayuntamiento y Plaza Mayor

En el corazón de la Antigua Plaza del Mercado puede encontrar uno de los ayuntamientos renacentistas más bonitos situados al norte de los Alpes. En el año 1551 en la torre de este edificio se instaló un reloj con dos cabras mecanizadas. Hasta hoy, cuando el reloj marca el mediodía, se abre una puerta y aparecen dos cabras dándose doce golpes con las cabezas. Según la leyenda, después de haber sido estrenado el reloj delante de los concejales y el gobernador de Poznan, se preparó un banquete. Debido a la incompetencia de uno de los cocineros, la pata de venado que debería haberse servido se quemó completamente. Para salvar su reputación, el cocinero robó dos cabras, las cuales intentó asar y servir, pero estas huyeron hacia la torre del Ayuntamiento. Cuando los invitados llegaron, se encontraron con dos animales dándose cabezazos en la cima de la torre. Fue entonces cuando el gobernador ordenó que se incluyeran las dos cabras de hojalata al mecanismo del reloj. Un consejo para los que llegan tarde: si no han conseguido llegar al Mercado a las 12, pueden visitar el interior del Ayuntamiento donde se encuentra el antiguo mecanismo del Reloj.

 

              

 

 

2. Ostrów Tumski (Isla Tumski)

La antigua Isla de la Catedral es una de las zonas más hermosas de Poznan y posee unas de las mejores vistas de la cuidad. Ademas allí entre las calles empedradas que conducen a las antiguas murallas e históricas granjas de la catedral convirtiendo este lugar en un enclave de paz y tranquilidad se encuentra una pequeña y encantadora Iglesia de Santa María la Virgen in summo . El tiempo parece que se detiene aquí.

Otros lugares que merece la pena visitar en la isla de la Catedral son: el Museo Archidiocesano, el hogar de la espada de San Pedro ubicado en la antigua Academia Lubrański y la Reserva Arqueológica Genius Loci.

En el subsuelo de la Catedral se pueden ver los restos de la primera edificación del monumento del siglo X, las tumbas de los primeros Gobernantes de Polonia, los Reyes Mieszko I y Boleslaw el Valiente, así como un supuesto baptisterio de 966. Al lado de la catedral, está construido un moderno e interactivo Centro Patrimonial llamado "Brama Poznania".

 

 

 

 

3. Parque Ciudadela

Es el parque urbano más grande de Poznan, tiene alrededor de 100 hectáreas y está localizado en el centro de la ciudad, en los restos de unas antiguas fortificaciones prusas. Hasta el siglo XIX fue una colina con una pintoresca villa llamada Winiary (refiriéndose a cultivos de la vid), y más tarde se transformó en una enorme fortaleza. Tras la Segunda Guerra Mundial se convirtió en un parque urbano. Sus numerosos rincones y callejones invitan a pasear. Para los amantes de montar en patines y bicicletas es un lugar de ensueño. La gran pradera en el medio del parque es un espacio que acoge numerosos eventos y conciertos. También ofrece una gran variedad de restaurantes y cafeterías que le hace un lugar perfecto para descansar. Aquí se localiza el Museo de las Armas (en el antiguo laboratorio militar) y el museo de la Armada de Poznan, que acoge una variedad de material miliar polaco, alemán y ruso. En el Parque se pueden encontrar también muchas instalaciones de arte, incluyendo “Los no identificados” – la escultura más grande al aire libre de Magdalena Abakanowicz.

 

 

 

 

4. Antigua fábrica de cerveza Brewery

La antigua fábrica de cerveza "50 50" es un especial centro comercial y cultural, creado en el edificio de la fábrica de cerveza construida en el siglo XIX. En este magnífico centro comercial aparte de numerosas tiendas, se encuentran cervecerías al aire libre, discotecas, un parque, un centro de arte y un hotel.  En 2005, “Brewery 50 50” recibió el premio mundial de Mejor Centro Comercial de Tamaño Medio de su categoría otorgado por International Council of Shopping Centers. Si desea conocer Brewery 50 50, su historia, arquitectura, actividades que ofrece y su colección de arte permanente, puede visitar los puntos de información y/o concertar un tour guiado (deben de contratarse con dos semanas de antelación). El mapa del edificio contiene un listado de instalaciones y "gemas inusuales" que se puede ver en el centro como por ejemplo una magnifica alfombra persa.

 

 

 

 

5. Ver un partido en el estadio de fútbol INEA

El estadio fue el escenario de numerosos partidos de fútbol entre Selecciones de la UEFA durante EURO 2012. Puede albergar hasta 43 mil aficionados. Es un lugar de emocionantes eventos deportivos, conciertos, espectáculos, reuniones, etc.. El estadio INEA es famoso por su increíble ambiente e hinchada. Los seguidores del Manchester City fascinados por los aficionados al fútbol de Poznan, todavía celebran los goles de su club cantando “Vamos todos a hacer el Poznan”. La popularidad de esta forma única de animar a su equipo ha superado a los clubes de las Islas Británicas y se extendió en su liga y juegos nacionales. El club de fútbol “Lech Poznan” juega sus partidos en el estadio de Inea desde febrero hasta diciembre. El calendario de eventos e informaciónes sobre horarios, precios y entradas están disponibles en: www.bilety.lechpoznan.pl. El estadio está abierto de lunes a domingo. Para obtener más información consulte la página www.ineastadion.pl/zarezerwuj,wycieczke. El 12 Sports Bar & Restaurant del estadio dispone de gran variedad refrigerios. La tienda oficial de Lech Poznan se encuentra en la Tribuna IV y ofrece amplia gama de recuerdos del club.

 

 

 

 

6. Degustar el croissant de Poznań (croissant de St. Martin)

El sabroso croissant de St. Martin está hecho con masa de hojaldre semi-rellena y semillas de amapola blanca. Hoy en día se ha convertido en uno de los pasteles más populares de Polonia, protegido con el Certificado de Autenticidad de la Unión Europea, el cual permite su producción solamente aquí, en Wielkopolska, bajo estrictas instrucciones. La tradición de hacer los croissants de St Martin se remonta al siglo XIX y está estrechamente conectada a la feria del 11 de noviembre de la parroquia de St Martin. Tiene su origen cuando uno de los pasteleros de Poznan, en respuesta a la petición del párroco que pedía donaciones para los necesitados, hizo tantos croissants como pudo y los llevó a la Iglesia. Pronto, otros pasteleros siguieron su ejemplo. Así, la tradición de comer los croissants de St. Martin fue creada y continúa hasta el día de hoy. Solo en el día de St. Martin, los nativos de Poznan y los numerosos turistas, consumen alrededor de 250 toneladas de croissants, que es alrededor de 1.25 millones de croissants.

 

 

 

 

7. Paseo en el tren “Maltanka” alrededor del lago Malta

A lo largo de la costa norte del lago Malta, se realiza una ruta con el tren de vía estrecha llamado “Maltanka”. El favorito trenecito de los niños lleva a sus pasajeros hasta el Nuevo Jardin Zoologico. Su trayecto es de unos 3,8 kilómetros. El tren funciona todos los días desde finales de abril hasta finales de septiembre. Algunos fines de semana, el tren es remolcado por la antigua máquina de vapor “Borsig” (cariñosamente llamado “Agusia”) del año 1925. Para que la locomotora pueda dirigir el primer tren de las 10.00, este tiene que iniciar la marcha a las 02:30 am. La empresa MPK (Urban Transport Company), cual se encarga del cuidado del “Maltanka”, también organiza paseos con tranvías y autobuses de época que cuentan con sistemas de sonido. Operan los sábados, domingos y festivos a partir de finales de abril hasta finales de septiembre.

 

 

 

 

8. Castillo Imperial - Zamek

La última y la más reciente residencia monárquica de Europa. Fue construida para el emperador Guillermo II. Después de la Primera Guerra Mundial, se reconvirtió en la Facultad de Matemáticas de la Universidad de Poznań, cuyos licenciados descubrieron a finales de los años 30 el sistema del cifrado de la máquina alemana Enigma gracias a que los Aliados podían ganar la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad, el Castillo desempeña el papel de un gran centro cultural (cine, teatro, exposiciones, conciertos). Para acceder a muchos rincones interesantes y recovecos del castillo, y poder ver objetos fascinantes como el trono original de Guillermo II de Prusia cuyo peso oscila alrededor de 5 toneladas es recomendable visitar el complejo con guía turistico.

 

fot. D. Krakowiak / J. Pindych

 

 

9. Fábrica de cerveza LECH

Es una visita indispensable, un recorrido por una fábrica de cerveza es diferente al un recorrido de un típico museo clásico. Suceden muchas cosas aquí, y todo ocurre delante de sus propios ojos. LECH es propiedad de la empresa Kompania Piwowarska (Brewing Company) que es una de las más modernas de Europa, y los fabricantes de cerveza que trabajan aquí son especialistas de la clase más alta.  Así como la fábrica de cerveza es una de las insignias de Poznan, los guías del Centro de Visitantes Lech son la cara de la fábrica de cerveza. Es un personal altamente cualificado que, además de un excelente conocimiento de la historia y la topografía de la fábrica de cerveza, también saben todo acerca de las diversas etapas de la producción de la cerveza. Una visita al pub y una degustación de cerveza es la última parada del tour. Un camarero experto que conoce todos los pros y los contras de la artesanía cervecera, les servirá una jarra de cerveza fría recién preparada. Recomendamos encarecidamente: la refrescante LECH PREMIUM o la LECH regional PILS.

 

 

 

 

10. Museo nacional

En este museo de fachada clásica destaca una colección de retratos imperiales romanos, extraordinarios y poco comunes entre las colecciones polacas. En la primera planta se encuentra una interesante colección de arte occidental-europeo; Países Bajos, pintura flamenca y holandesa, italiana, alemana de la primera parte del siglo XIX, así como la única colección en Polonia de pintura española (Zurbarán, Ribera y Velázquez). Es aquí donde se puede ver el único cuadro de Claude Monet en toda Polonia - “La plage à Pourville, couchant soleil” (“Playa de Pourville”) – este regresó al Museo en 2010 después de haber sido robado diez años antes. Debido a la gran sensación y el audaz robo de la pintura, actualmente se planifica el rodaje de una película sobre este caso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook

Facebook